MIEDO PARA TODOS

Publicado en Perfil 7 de junio de 2020

 

La estricta cuarentena en nuestro país, fundamentalmente en el AMBA ha dado hasta ahora un resultado muy positivo en términos del número de infecciones y muertes.  Ojalá que este amor por la vida sea el precedente para avanzar en otras area. Por ejemplo, que el ministro de transporte haga una conferencia diaria indicando cuantos se han accidentado, cuantos se han rehabilitado y cuantos han muerto por accidentes de transito y aplique severas medidas de restricción al tránsito hasta que el virus de la irresponsabilidad deje de afectar a los conductores de vehículos. Sí, ya sé, a esto ya estamos acostumbrados.

Volviendo al Covid-19, y mas allá del relativo éxito hasta el presente, las consecuencias económicas y sociales están por medirse en términos de caida de la producción, desempleo, pobreza, incremento de adicciones, miedos infantiles y depresiones adultas, decesos cardiovasculares , etc.

Pero antes de continuar la argumentación necesito presentarles algunos datos

De acuerdo a la Estadísticas Vitales 2018 publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación, en dicho año fallecieron 61668 personas a causas de enfermedades respiratorias. De ese total, 55919 eran mayores de 60 años, o sea un 90,67%.  Cualquier parecido con los efectos en la edad de mortalidad del covid-19 no es pura coincidencia. En este caso, el 81,8% de los fallecidos por covid-19 son mayores de 60 años. Es decir 443  personas sobre un total de 541 al 1 de juniode 2020. De esta información se podría concluir: para que el nuevo virus añada solo 10% a las muertes por causas respiratorias, el actual número de personas fallecidas por el nuevo coronavirus debería crecer diez veces.

Entonces cabe preguntarnos, ¿debemos seguir en este tipo de cuarentena “todo lo que tenga que durar”? No creo y explico porqué: Todavía hay cosas del nuevo virus que no se conocen pero hay otras muchas que sí, y entre ellas que, como todas las enfermedades respiratorias atacan a la población con menos defensas y particularmente a la gente mayor y que la higiene y cierto distanciamiento social, como en todas las enfermedades respiratorias son fundamentales para prevenirlas ya que la aglomeración de personas, como en todas las enfermedades respiratorias, es donde en mayor medida el virus se difunde. Mientra no haya vacuna no se frenará la infección pero sí se podrá moderar el ciclo de la enfermedad.

No tiene sentido una cuarentena dura para toda la población cuando es claro que la enfermedad posee sobre el conjunto joven de población un efecto no mayor que otras enfermedades respiratorias y que el aprendizaje de cómo abordarla, podría permitir un funcionamiento mas fluido de la vida social y económica evitando las nefastas consecuencias económicas y sociales

Ademas, ¿No servirá esta pandemia para reducir este invierno la mortalidad causada por otras enfermedades respiratorias ya que las personas mayores están mejor informadas de los riesgos que antes desconocían? Por otro lado, ¿no será la cuarentena la culpable de un incremento de  enfermedades y muertes cardio-vasculares. ¿No habría que asegurar que todos los mayores reciban la vacuna contra la gripe para evitar complicaciones que puedan hacer mas letal al covid-19?

Concentrarse en la protección de los mayores, especialmente en geriátricos y personas con otras morbilidades que puedan agravar el impacto del coronavirus parece ser laopción mas racional. Y donde por la pobreza y el hacinamiento no se puede evitar el contagio, buscar y alojar en un lugar seguro a mayores y personas de riesgo. Se debería haber hecho antes pero hay que hacerlo ahora. La política de miedo no tiene justificación.

 

7 comentarios en “MIEDO PARA TODOS

  1. Querido y valorado colega, quien fuera mí profesor.
    Muchas preguntas pocas respuestas y aportes. Hubiera esperado más de ud.
    Saludos cordiales!

  2. Está bien, pero hay datos que se deben aclarar (oficiales que se pueden googlear). En primer lugar, por enfermedades similares (neumonía e influenza) los muertos fueron 35.000, el resto de los fallecidos van desde EPOC, asma o tromboembolias pulmonares hasta cáncer pulmonar. La segunda cuestión, quizás la principal, es que sobre una población con 4 millones de personas de 59 a 64 años y 5.2 mayores de 65, un total de 8.1 millones de adultos de toda edad y 2.2 millones de niños fueron vacunados en 2019 contra la gripe y contra neumococo se vacunó al 35% de los mayores de 65 años (no encontré otros datos). Con solo estos datos se advierte que el autor hizo comparaciones para ajustarlas a su preconcepto, con parámetros sin similitud, y no que su conclusión sea el resultado de comparaciones entre pautas equivalentes. Se ha comparado una enfermedad contra la que no hay vacunas, los paliativos son relativos y altamente contagiosa, contra enfermedades para las que hay vacunas, tratamientos y menos contagiosa. No veo que se pueda comparar quedarse en la cama e ibuprofeno (gripe), con el grupo familiar continuando su vida normal, con Covid 19. Quizás las preguntas deberían ser ¿cuantos hubieran fallecido por gripe o neumonías si no se hubieran vacunado? y ¿cuanto influyó la vacunación contra gripe o neumococo en evitar que se esparcieran estos virus? y recién con esas conclusiones comprar con Covid 19. Nadie sabe nada concluyente sobre coronavirus y toda opinión encierra algo de interés o soberbia, como los infectólogos que dejaron afuera del grupo asesor, quedaron con el ego por el piso y todas sus opiniones son críticas, como el patético que siempre está en A24 o América, que estuvo al frente de H1N1 y SARS y ahora lo ignoraron, o los políticos que como todos no saben una mierda y critican, pero no proponen. Para todos los gobernantes del mundo es algo nuevo, sin antecedentes y los desconcertó; o acaso Fernández y R. Larreta son psicópatas que quieren sacar provecho de la situación. El resto de los efectos de la cuarentena, económicos, psicológicos, etc, tambien son resorte de un buen gobierno, y las medidas deben ser acordes a las características de cada país y su población, por lo que las comparaciones son relativas, pero comparar países Israel o Alemania y su elemento humano con Argentina es absurdo, tan absurdo como hacer un River vs Boca la duración de la cuarentena, y todo con la mirada de la pedorra clase media del AMBA.

  3. Muy preciso y certero el artículo de Aldo Isuani.Entiendo acertado y camino a seguir la vacunación contra la gripe a mayores de 60 años y evitar a toda costa las aglomeraciones y concentraciones de personas. Y en relación a sus comentarios sobre el Ministro de Transporte coincido y recordemos que el actual traicionó a su partido y correligionarios a cambio de un cargo en el gabinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *